EL ALOE ARBORESCENS MILLER.
SUS MARAVILLOSAS PROPIEDADES MEDICINALES Y TERAPEUTICAS.

PROPIEDADES Y USOS DEL ALOE ARBORESCENS MILLER.

Contiene diferentes elementos que actúan como antibióticos, astringentes, agentes coaguladores e inhibidores del dolor, estimuladores del crecimiento celular, favorecedores de la cicatrización, detergentes, humectantes, etc.
El áloe, contiene más de 70 ingredientes esenciales, incluyendo vitaminas, minerales, enzimas, proteínas, aminoácidos, antioxidantes, polisacáridos y otros. Incluso recientes estudios han descubierto que contiene vitamina B12 (se pensaba que sólo existía en la carne).
El gel de áloe ingerido, ayuda al tratamiento de diferentes dolencias incluyendo insomnio, infecciones, indigestión, acidez estomacal y reflujo, estreñimiento, úlceras, hemorroides, artritis, cirrosis, hepatitis, diabetes, reumatismo, infecciones del riñón, tracto urinario y próstata, incluso ayuda a regular la presión sanguínea. Contiene hormonas potenciadoras de la actividad biólogica, inmunológica y sexual, inclusive en muchas culturas se le considera planta afrodisíaca.
Estudios científicos demuestran que el áloe arborescens Miller (el más apto y con mayores propiedades terapéuticas y medicinales de los áloes que se conocen), contiene sustancias con efectos antifúngicos, antibacterianos, detergentes, desinflamatorios, estimulantes de la síntesis de elastina y colágeno del organismo, que compensan el envejecimiento que se produce por la merma de los mismos como efecto de la edad.
Informes muy antiguos dicen que Cleopatra atribuyó su "encanto irresistible y su belleza" al uso continuo del gel de áloe y sus jugos, usados tanto externa como internamente.
El gel usado externamente ayuda en el tratamiento de quemaduras tanto de sol como de fuego, e incluso por radiación. Escaldaduras, psoriasis, eczemas, acné, picaduras de insectos, heridas cortantes, abrasivas, etc. Cuidados del cabello y cuero cabelludo, dolores musculares, calambres, adormecimiento cutáneo, esguinces, artritis, contusiones, pie de atleta, hongos, infecciones vaginales, seborrea, y otros.
Se usa en cosmética y salud cutánea, cuidado, limpieza, desinfección, humectación, y es un excelente revitalizador celular. Combatiendo por ejemplo arrugas, resequedad y otros problemas de la piel. De hecho, el áloe es el mejor cosmético, 100% vegetal, 100% natural.
Se usa en cremas, líquidos para masajes activantes de la circulación sanguínea, humectantes, lociones para manos y cuerpos, limpiadores faciales, máscaras cosméticas, etc.
Además de lo descrito anteriormente, el áloe arborescens Miller se utiliza para tratar úlceras producidas por radiación, la tragedia de Chernobyl impulsó a los rusos a experimentar en quemaduras por radioactividad, encontrando favorables respuestas luego de aplicar el gel de áloe. Los habitantes de Hiroshima y Nagasaki trataron sus "quemaduras radioactivas" con áloe, observando curaciones más rápidas, y en muchos casos, sin dejar marcas ni cicatrices.
Se utiliza en úlceras producidas por calor o congelación, tanto en hombres como en animales, en lesiones producidas por ácidos, químicos, u otros.
Hay suficiente evidencia clínica para demostrar que el áloe es ideal para tratar las quemaduras producidas por distintos tipos de radiación: rayos X, radiación de cobalto en las terapias contra el cáncer; en quemaduras y escaldaduras, por su poder astringente y antiséptico; en úlceras crónicas de piernas, heridas abiertas y gangrena, debido a los mucopolisacáridos del gel; problemas capilares como piel grasa, caspa, calvicie; úlcera péptica; hernia de hiato; problemas dentales, inflamacion gingival, halitosis; dificultades respiratorias, tuberculosis, bronquitis, asma, resfriados, congestión nasal; anemia; sangrado de heridas y raspaduras; manchas por la edad; pie de atleta, hongos de las uñas, etc.
Se usa para el control y tratamiento del HIV, su efecto es evitar que el virus pase de una célula a otra. Se usa para el tratamiento del cáncer y/o para complementar tratamientos tradicionales.
El Instituto Oncológico de Moscú realizó investigaciones sobre tejidos cancerosos tratados in vitro con tintura y gel de áloe, concluyendo que los principios activos del "glucomannan" y su derivado, el "polimannactato", resultarían muy útiles en tratamientos anti-cancerígenos.
Basicamente el áloe es un regenerador celular, y trabaja, tanto interna, como externamente.
Fueron investigadores japoneses quienes, a partir de los años 80 experimentaron en forma sistemática los polisacáridos contenidos en el gel de áloe, entre los que se encuentran los glucomananos, los cuales constituyen alrededor del 0,2 - 0,3% del gel fresco, y otros con elevados contenidos de galactosa, pentosa y ácidos urónicos, que los hacen casi insustituibles como regeneradores tisulares.

Nuestra empresa ofrece, entre otros, áloe en polvo para infusiones tipo té y gel estabilizado bebible, con o sin aloína. También recomendamos el uso de la Yerba Mate Montesol Compuesta con Aloe Arborescens, con increíbles propiedades calmantes, antiácidas y digestivas.

SUSTANCIAS PRESENTES EN EL ALOE.

En ésta planta "milagrosa", para describirla igual que lo hacen los coreanos y los japoneses, hay contenidos diferentes elementos y sustancias que pasaré a describir :
-Vitamina A (Retinol), Betacaroteno (carotenoide que en el organismo humano se transforma en vitamina A), Vitaminas del complejo B (Acido fólico) : B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina), B3 (Nicotinamida), B5 (ácido Pantoténico), B6 (Piridoxina), B12 (Cobalamina). Vitamina C (Acido ascórbico), Vitamina E (Tocoferol).
-Minerales como calcio, magnesio, hierro, manganeso, zinc, titanio, molibdeno, sodio, fósforo, potasio, boro, cobre, germanio y otros.
El germanio es un componente muy especial que se encuentra en todas aquéllas plantas consideradas "milagrosas", por sus beneficios para la salud. Actúa reactivando el sistema inmunitario, estimulando la producción de endorfinas calmando el dolor, y revitalizando la médula ósea.
-Aminoácidos, enzimas, polisacáridos, taninos, hormonas, entre otros.

INVESTIGACIONES ACERCA DEL ALOE.

Investigaciones hechas en la Universidad de Baylor (Texas) USA, demostraron que el áloe destruye las bacterias que producen las caries dentales.
En la Universidad de Minessota, USA, demostraron que aplicando áloe natural en la superficie de una quemadura de piel, se incrementa la regeneración celular en un 50%.
En los Laboratorios Carrington, USA, determinaron que los polisacáridos del áloe incrementan la función del sistema inmunitario.
Millones de personas consumen áloe en varias formas, obteniendo un mejor funcionamiento de su organismo, tanto nutricional como biológico.
De todas las especies vegetales conocidas, pocas reúnen las maravillosas propiedades curativas que posee el áloe.
Actualmente, en los centros de investigación mas prestigiosos del mundo, se está trabajando intensamente en el estudio de plantas medicinales en general. Muchos de ellos, incluso, cuentan con apoyo oficial de sus respectivos gobiernos.
El trabajo se desarrolla en equipos interdisciplinarios donde participan botánicos, médicos, farmacéuticos, químicos y etnólogos. Referencias bibliográficas>>
Muchas veces se parte de un conocimiento vulgar, popular, y a partir de allí, se busca evidencia científica que respalde ese conocimiento.
Los resultados son sorprendentes, en muchos casos se comprobó científicamente las propiedades de una o más plantas, que un grupo étnico utilizaba ( utiliza ) con fines curativos.
A este estudio sobre plantas medicinales, con base estadística se lo denomina "Fitoterapia Científica".
En el caso del áloe, existen numerosos estudios que sustentan sus propiedades curativas. Uno de ellos a cargo del "Instituto de Ciencia y Medicina" Linus Pauling en California, USA, que revela el efecto benéfico del consumo de áloe sobre el aparato digestivo. Se determinó científicamente que consumiendo diariamente gel y jugo de hojas de áloe, sintieron gran mejoría personas que sufrían colitis, acidez estomacal y colon irritable
Resultó de gran importancia la acción del gel de áloe como cicatrizante y antiácido en tratamiento de gastritis y úlcera.
Otros estudios fueron realizados por la Universidad de Chicago acerca del uso del áloe en el tratamiento de quemaduras,
se demostró que la eficiencia en estos tratamientos se debe a tres factores que actúan conjuntamente:
- Componentes de la planta de áloe presentan estructura similar al ácido acetilsalicílico (aspirina), que en combinación con el magnesio, también presente, conforman un efecto anestésico.
- Amplio espectro antimicrobiano, favoreciendo la asepsia de la quemadura y evitando su infección.
- Actúa sobre el mecanismo de las prostaglandinas a través del cual la célula mantiene su integridad.
Estudios realizados en Japón confirman las propiedades antioxidantes del áloe.

EL ALOE EN LA ANTIGUEDAD.

Documentos romanos, griegos, egipcios, argelinos, árabes, tunecinos, indios y chinos, entre otros, informan sobre el empleo del áloe para propósitos curativos y cosméticos.
Los antiguos Asirios utilizaban el jugo y gel de áloe para tratar problemas de indigestión y gases. Los Babilonios, Egipcios y especialmente los Hebreos, adjudicaban a ésta planta, enormes poderes con connotaciones religiosas, valorando su jugo como una preciada y sagrada medicina. Según la tradición hebrea, suponían que los áloes habían sido plantados por el mismo Dios.
El primer registro histórico es del año 1500 AC en el Papyros Ebers, documento egipcio cuyas copias están disponibles en la Universidad de Leipzig, Alemania. Aunque existen otras referencias anteriores en los Ayúrveda, los Códices Chinos y las Tablas Babilónicas. Se cree que los primeros en usarlo medicinalmente fueron los chinos.
El autor del famoso Herbario Griego, Dioscórides, Médico griego del siglo 1, preparó un informe extenso y detallado sobre los usos del áloe, para tratar heridas, vendajes, insomnio, desórdenes estomacales, dolores, estreñimiento, hemorroides, picazón, dolor de cabeza, pérdida del pelo, enfermedades de la boca y encía, enfermedades del riñón, cuidados de la piel, quemaduras, etc.
Alejandro Magno conquistó la isla de Socotora, hoy perteneciente a Yemen, en el sur de Arabia, porque había en ella una gran cantidad de áloe que servía para curar las heridas, y tratar las enfermedades de sus soldados durante las conquistas.
El propio cuerpo de Jesús (Juan, 19:39), fué envuelto en un sudario de lino con "una mezcla de mirra y áloe".
Los españoles trajeron el áloe a América durante la conquista. En 1533, Andrés De Laguna describió las múltiples propiedades del áloe. Lo usaban en los barcos (como se aprecia en los manifiestos de carga), como alimento, evitando enfermedades propias de no consumir vegetales; como preventivo y curativo de las quemaduras de sol, de sal y de abrasión producidas por el manipuleo de los cabos; como laxante para favorecer la evacuación por problemas producidos por el alto consumo de carnes secas y saladas, y otros usos variados.

REFERENCIAS BIBLICAS DEL USO DEL ALOE.

Antiguo Testamento. Proverbios.
Sentencias generales. 7:17 " He perfumado mi dormitorio con mirra, con áloe, y cinamomo". (Salomón, hijo de David, Rey de Israel. 1032 a 975 AC)
AntiguoTestamento. Números (Núm.) 24:6 "...como áloes plantados por Yahvé"
AntiguoTestamento. Los Salmos. Salmo 44 (45): 9 "Mirra y áloes y casia exhalan tus vestidos desde los..."
Antiguo Testamento. Cantar de los Cantares. 4:14 "... nardo y azafrán, canela y cinamomo, con todos los árboles de incienso, mirra y áloe, ..." (Salomón, hijo de David, Rey de Israel. 1032 a 975 AC)
Nuevo Testamento. Evangelio según San Juan. 19:39 "Vino también Nicodemo,el que antes había ido a encontrarlo de noche; éste trajo una mixtura de mirra y áloe, como 100 libras"

USOS Y TRADICIONES POPULARES, ¿COMO USAR EL ALOE?

PIEL:

- Quemaduras: aplicado durante las primeras 48 horas de manera que la piel permanezca húmeda y cubierta con un paño de gel o con una gasa embebida con gel, después seguir aplicando hasta la curación total. Es espectacular su poder curativo, desinfectante y regenerador celular, impidiendo que queden cicatrices o que éstas sean mínimas.
- Heridas, cortes, cicatrices.
- Picores por cualquier causa: intoxicación por alimentos o medicinas, varicela, sarampión, picaduras de insectos
- Acné, psoriasis, ezcemas, úlceras en las piernas: en uso externo aplicar el gel dos veces
al día durante varios meses y por vía interna tomar dos o tres veces al día una cucharada del zumo o gel.
- Desodorante. Lavar la piel y aplicar gel.
- Quita las manchas de la piel. Cubrir las manchas con cataplasma de áloe lo más posible.
- Hongos: cuando aparecen entre las piernas, debajo del pecho, aplicar dos veces al día
durante al menos una semana, recuerde que los hongos aparentemente pueden desaparecer, pero quedan dormidos hasta que tengan otra oportunidad de desarrollarse, por eso los tratamientos para combatirlos deben hacerse hasta mucho tiempo después de desaparecer.
Si los hongos aparecen en los pies, lo que se llama el pie de atleta, habrá que mojarlos
con su jugo y tenerlos así toda la noche.
Si los hongos aparecen en la cabeza, lo que se conoce como tiña, en que se forman
círculos porque se cae el pelo, habrá que aplicarlo dos veces al día, hasta la total curación.
Si los hongos son en la vagina, se quitará la parte externa de la hoja del aloe y se semicongelará para que esté dura, se aplicarán dos hojas dentro de la vagina dejando un trozo fuera para que cure también la parte externa.
- Cicatrices: Las reduce bastante, útil en las del acné, cicatrices quirúrgicas, quemaduras, etc.
- Herpes Labial: Aplicar dos a tres veces al día.
- Estrías: Las previene y las reduce una vez aparecidas por su poderoso efecto astringente.
- Llagas o aftas dentro de la boca: Aplicar el gel dos o tres veces al día.
- Encias inflamadas o dolorosas: Cuando hay infección o está naciendo un diente, como en el caso de los bebes, porque calma el dolor.
- Herpes. Cubrir con áloe la zona afectada.


APARATO DIGESTIVO:

- Estreñimiento: Actúa regulando el tránsito intestinal, tomar una cucharada de gel al levantarse.
- Gases, cólicos con dolor.
- Colitis.
- Mejora enormemente la digestión.
- Hemorroides: Inyectar con una jeringa en el recto el gel y su jugo después de cada evacuación y
al acostarse, también tomarlo a diario para evitar el estreñimiento que acompaña a este problema.
- Activa el funcionamiento hepático.


APARATO CIRCULATORIO:

- Varices: Las mejora aplicando el aloe varios meses externamente.
- Presión Alta.
- Depura la sangre.
- Combate la anemia.
- Angina de pecho, infartos, embolias.
- Arteriosclerosis que lleva a la senilidad.
- Palpitaciones.


APARATO LOCOMOTOR:

- Calma el dolor en golpes musculares, artrosis, torceduras y en las molestias óseas del
crecimiento.
- Artritis reumatoide.


SISTEMA ENDOCRINO:

- Diabetes: estimula la producción de insulina del páncreas, por lo que los diabéticos mejoraran sus cifras de azúcar en la sangre por lo que deberán bajar la dosis de las pastillas o la insulina.
- Tiroides perezosa: la estimula.


SISTEMA NERVIOSO:

- Jaquecas: poner el gel en la frente.
- Nervios: restablece la sensibilidad en zonas que la tienen perdida por heridas de hace tiempo.
- Epilepsia.
- Depresión.
- Esquizofrenia.


APARATO SEXUAL:

- Frigidez e impotencia, aumenta la longevidad y la potencia sexual.
- Molestias premenstruales y menstruales: tomar el gel y su jugo antes y durante la regla.


APARATO URINARIO:

- Infecciones renales.
- Cálculos o piedras en el riñón: las hace desaparecer.


APARATO RESPIRATORIO:

- Asma: lo combate inhalándolo con un atomizador que lo lanza frío, y tomándolo internamente.
- Sinusitis: aplicar el gel en la frente, ojos y mejilla y echarlo un poco diluido dentro de las fosas nasales con un inhalador.


APARATO AUDITIVO:

- Otitis: aplicar gotas de jugo dentro del oído.


VISTA:

- Conjuntivitis: aplicar gotas dentro del ojo dos o tres veces por día.
- Cataratas: se han visto mejorías aplicándolo dentro del ojo durante varios meses.
- Glaucoma, desprendimiento de retina, del nervio óptico.


CANCER, ESCLEROSIS Y LEUCEMIA:

Esta receta mágica la dá un franciscano Padre Romano Zago, nacido en Lajeado (RS), Brasil, el 11/08/1932, ha curado cáncer de piel, cerebro, mama, próstata, pulmón, garganta, leucemia y la esclerosis. Se cogen dos hojas grandes de aloe o tres pequeñas (350 gramos), se lavan y se le quitan las espinas, se cortan en trocitos y se le echa medio kilo de miel (500 gramos), y tres cucharadas de coñac o aguardiente (50cc), se tritura con la batidora, y se toman tres cucharadas al día antes de las principales comidas y con el estómago vacío para que haga buen efecto, se toma durante quince días, descansa una semana, y repite el tratamiento quince días más, y así sucesivamente, hasta la remisión o cura de la enfermedad.


DISFUNCIONES DEL APARATO GENITAL FEMENINO:

La Cándidas, tricomonas y otras infecciones o irritaciones vaginales, desaparecen utilizando áloe . Los síntomas son ardor, picor y aumento del flujo o moco cervical. Introduciendo un trozo de pulpa de áloe , y dejando actuar durante toda la noche, con un día o dos de tratamiento, la infección desaparecerá. Como prevención, usaremos el áloe en los lavados vaginales con agua tibia.


PIES CANSADOS, CON DOLORES:

Es sorprendente el alivio que se siente, haciendo un masaje a los pies, usando gel y jugo de aloe. También va muy bien, poner los pies en agua caliente y trozos de aloe, fregando los pies con ellos. Produce un efecto revitalizador.


DOLORES MUSCULARES, TORCEDURAS Y ARTICULACIONES DOLOROSAS:

El áloe, es un inhibidor del dolor. Cuando se aplica sobre la piel, éste es absorbido directamente por la sangre mediante las células; esto hace que alivie el dolor rápidamente. Se puede aplicar frecuentemente con calor o sin ella. Nos hemos de asegurar que la superficie esté limpia. El remedio casero, es calentando una hoja, cortarla y aplicar la parte babosa sobre la zona dolorosa durante el máximo tiempo posible.


DESODORANTE:

Una de las muchas propiedades del áloe es absorber y reducir el olor corporal. En este sentido, no es tan potente como los desodorantes modernos, pero tampoco es tan cáustico. Es para aquéllas personas, que son alérgicas o que buscan alternativas naturales.


DOLOR DE CABEZA, SINUSITIS:

Colocaremos un trozo de gel, sobre la frente. Frotaremos suavemente y dejaremos actuar durante unos minutos.
También podemos empapar una gasa con jugo de una hoja de áloe, y dejarlo sobre la frente. Si el dolor de cabeza es causado por presión de sinusitis, entonces la tela o gasa ha de cubrir la zona nasal.


NERVIOS DOLOROSOS:

Otro beneficio sorprendente es la restauración de la sensibilidad en la piel, donde un nervio dolorido ha producido entumecimiento. La aplicación diaria de gel, o pulpa y jugo, restaura por entero la sensación en dos o tres meses, hasta en casos de pérdida de la sensibilidad años atrás, responde favorablemente a un tratamiento mantenido durante unos meses.


ENFERMEDADES DE LA INFANCIA:

La Varicela y la Rubéola, se curan más rápidamente y hace menos picor aplicando el gel y jugo del áloe por la zona afectada. También disminuye el picor del sarampión. En cualquier tratamiento en que se recomienda el alcohol, el áloe se puede usar como sustituto del alcohol por ser buen desinfectante y no producir escozor. Para ayudar a bajar la fiebre, fregaremos en la nuca, la frente y en la planta de los pies, un trozo de pulpa de áloe. La irritación que causen los pañales, desaparece aplicando gel o jugo de áloe. Después de que se ha absorbido, se ha de hidratar la piel del bebe.


EL ALOE COMO PREVENCION:

Aunque se esté en un excelente estado de salud, beber frecuentemente, gel estabilizado, comer un trozo de áloe en ayuno, tomar una infusión hecha con áloe en polvo, actúa como preventivo de enfermedades ya que fortalece el sistema inmunológico. Dá al cuerpo una acción enérgica, sobre todo por su contenido en germanio, hierro y titanio. Es un excelente tónico con propiedades afrodisíacas. Recordar que el uso de áloe es inocuo en cualquier parte del cuerpo, tanto ingerido como aplicado externamente. El áloe es muy eficaz en el tratamiento de trastornos digestivos. Tomar en ayuno, polvo, gel o un trozo de áloe, aligera los ardores y la acidez de estómago. Tomar gel, o un trozo de pulpa o dos al día, actúa como un tónico general y regulador intestinal. El jugo de la pulpa es un laxante suave.


ULCERAS:

Tendremos de tomar un trozo de pulpa o gel por la mañana en ayunas, y a la noche antes de ir a dormir, hasta que los síntomas desaparezcan. Después reduciremos la cantidad a la mitad. Es prudente, mantener una dieta baja durante un período de tiempo, para volver después progresivamente a la dieta normal. Recordar que para comer el áloe se puede pasar por la batidora. Una vez pasado por la batidora, se puede mezclar con cualquier zumo o jugo de frutas.


ARTRITIS Y REUMATISMO:

El áloe, es un antiinflamatorio similar a la cortisona, pero sin sus efectos negativos. Comer un poco de pulpa de áloe cada día, aleja el dolor de las articulaciones.


ANGINAS, DOLOR DE CUELLO:

El tratamiento lo podemos hacer de dos maneras: Cogeremos un trozo de pulpa y lo tendremos en la boca, chupándolo durante un rato, masticándolo bien antes de tragárnoslo o haremos una mezcla con agua tibia y pulpa de áloe pasándola por la batidora y haremos gárgaras. El líquido se puede tragar para conseguir una penetración más profunda en la garganta. Se puede hacer de manera frecuente.


OJOS Y OIDOS:

Los ojos y los oídos, son de los órganos más delicados del cuerpo. Tanto para los ojos, como para los oídos, unas gotas de jugo de áloe hacen que se alivie el dolor y se queden relajados en pocos minutos. Otro tratamiento para los ojos, es fregarse los párpados con un trozo de áloe. Es muy eficaz para el tratamiento de cataratas y para otras enfermedades de los ojos.


EXCESOS:

Si se tiene la sensación de estar llenos, después de un exceso de comida o alcohol, o se tiene ardor de estómago por una mala combinación de alimentos, hemos de ingerir gel o masticar un buen trozo de áloe hasta que se deshaga, y después tragarlo.
Los animales domésticos, a veces pueden padecer los mismos dolores internos que experimentan los humanos.
Añadiendo áloe , en la dieta de los animales, dá muy buen resultado. Se puede usar áloe en polvo. Para heridas y eczemas, aplicaremos la pulpa o gel de áloe en la zona afectada.


ALERGIAS:

Es muy extraño, ser alérgico al áloe, para saberlo, nada más, se tiene que frotar un poco de éste en la parte inferior del brazo, y si en unos minutos, la zona tratada se enrojece o se siente picor, quiere decir que no podemos utilízarlo. Para los que tienen diferentes reacciones alérgicas la aplicación del áloe reduce o elimina los efectos de las otras reacciones. Un remedio para el asma es hacer cocer, trozos de hoja de áloe en una olla, respirando el vapor o frotando las fosas nasales con un poco de jugo e inspirándolo, de ésta manera reduciremos las molestias.


QUEMADURAS Y ESCOCEDURAS:

El áloe es excelente como tratamiento en primeros auxilios. Calma el dolor y reduce la posibilidad de infecciones y de cicatrices, al mismo tiempo agiliza el proceso curativo. Desde la antigüedad, se usa el jugo y el gel de áloe como calmante, hasta en las quemaduras más serias. Aplicaremos continuamente trozos de pulpa de áloe sin su piel en la herida, y así evitaremos la posibilidad de infección, regenerando las células con poco o sin dolor alguno.


QUEMADURAS DE SOL:

Recomendamos aplicarlo a la piel, antes de tomar el sol, ya que es protector de rayos ultravioletas. Recuerde que se ha de tomar el sol con precaución y moderación. Para el tratamiento de quemaduras leves, se aplica el gel directamente en la piel, notando el alivio de inmediato. Para quemaduras de más envergadura, pasamos un trozo de pulpa por encima de la herida, que ésta quede muy untada, así evitaremos el sobrecalentamiento de las células, y éstas calienten a las vecinas, con la consecuencia de muerte por calentamiento celular. Se aplicará lo antes posible.


CORTES Y HERIDAS.:

El áloe, desde siempre, ha sido popular en la curación de heridas y en la reducción de cicatrices. El viejo remedio casero es usado en muchos sitios. Se limpia la herida, pondremos luego la pulpa y la fijaremos firmemente con una venda.


HEMORROIDES:

El áloe es ligeramente laxante. Lo podemos usar de dos maneras complementarias: Ingiriendo un trozo de pulpa por la mañana y/o introduciendo en el recto un trozo después de evacuar. Se puede, congelando un trozo de pulpa o gel fabricar un supositorio. Si fuera exterior, a más de ingerirlo, se ha de colocar un trozo de hoja abierta, cubriendo la zona afectada. Hemos de seguir el tratamiento de forma continuada, hasta la desaparición total de la hemorroide.


CURACION DE CICATRICES:

Para la reducción y posible eliminación de cicatrices, hemos de aplicar jugo o pulpa (gel), por la mañana y a la noche. Son necesarios algunos meses de aplicación, no se impacienten.


VARICES:

Las venas varicosas suelen ser muy dolorosas. La aplicación externa de jugo o gel en la zona afectada, dá excelentes resultados.


CANCER DE PIEL:

Hemos de aplicar jugo o gel de áloe, de 2 a 4 veces al día durante el tiempo que sea necesario, hasta la total eliminación. Se ha de tener constancia y paciencia.


RASGUÑOS:

Cortaremos un trozo de hoja y la aplicaremos sin piel en la zona afectada suavemente. La aplicación la haremos con frecuencia durante las primeras 24 horas. Disminuye el dolor y cura rápidamente estos tipos de heridas.


ACNE:

El Acné es causado por una profunda infección en los poros tapados por la grasa. Sucede generalmente en la adolescencia porque la piel padece un proceso de cambio. Para tratar el acné con áloe hemos de seguir éstos pasos:
Buena limpieza por la mañana y a la noche, hemos de limpiar nuestra piel. Hemos de tener cuidado pués hay muchos jabones que son muy ásperos y no hemos de usar cremas grasosas para la piel. Aplicaremos gel y jugo de áloe más de una vez al día. Regenera los tejidos de las capas interiores hacia el exterior y absorbe el exceso de grasa.
Este estimula las capas profundas de la piel al empezar el tratamiento, puede que el estado de la piel durante unos días sea peor. Hay que tener paciencia. Si el áloe se usa con regularidad, es efectivo para reducir gradualmente las cicatrices que produce el acné. Aplicaremos el áloe a la mañana y a la noche durante el tiempo que sea necesario, unos cuantos meses, hemos de ser constantes, es un pequeño precio para un cutis mejorado. De esta manera, no solo ayudará a reducir las cicatrices, sino que dará salud y color a la nueva piel. Si queremos que el tratamiento sea más efectivo, hemos de comer gel de áloe en ayuno por la mañana.


PICADURAS DE INSECTOS, MEDUSAS, ORTIGAS,ETC:

Cuando se produce la picada de cualquier insecto, hemos de aplicar lo más pronto posible, un trozo de pulpa encima de la misma. Notaremos gradualmente la reducción del dolor y una rápida recuperación.


PSORIASIS Y ERUPCIONES ECZEMATOSAS:

La psoriasis es una afección psicosomática causada por una vida poco equilibrada y por una sensibilidad especial en algunas personas. Para el tratamiento de la psoriasis hemos de comer dos trozos (de 2 Cm aprox.) de pulpa, o ingerir gel estabilizado, diariamente y en ayuno, y aplicaremos la pulpa o jugo dos veces al día sobre las zonas afectadas. La cura también requiere el uso de aceite de oliva vírgen prensado en frío o algún otro hidratante. El áloe hace una reacción similar a los esteroides como la cortisona, pero sin los efectos negativos de ésta. Si a los 30 días se observara una reacción adversa en la piel, suspender el tratamiento y consultar al médico. Recordamos la importancia de respirar conscientemente.


PICOR:

Hay una molestia que se localiza en la parte interna de las piernas. El calentamiento y fricción favorecen la irritación. Si aplicamos el áloe dos veces al día, generalmente desaparece en uno o dos días.


PIE DE ATLETA:

Es una infección por hongos, más frecuentemente en hombres y especialmente en verano. La aplicación la haremos con una gasa empapada con jugo de áloe, que pondremos alrededor de los dedos y la dejaremos actuar toda la noche hasta la mañana siguiente, así sucesivamente hasta la completa curación.

OBSERVACIONES:

Todos los procedimientos que se indican en este estudio están basados en la experiencia y en el uso directo del áloe . También se incluye la información que se tiene de ésta planta en la medicina tradicional y folclórica de diferentes etnias y en diferentes lugares de la Tierra, y la información sobre los estudios del áloe editados en publicaciones y libros de universidades e instituciones de USA, Rusia, Japón, Africa y otros países. Sostenemos que la medicina tradicional mejora día a día sus resultados, y no pretendemos la sustitución de la misma, ni el uso de la medicina alternativa como única opción. Sólo pretendemos compartir y difundir la información disponible, aconsejando complementar la medicina tradicional, con la medicina alternativa, nunca sustituírla. Son innumerables los testimonios de personas que se han tratado con áloe y obtenido resultados más que satisfactorios, pero además de los tratamientos tradicionales, de la medicina alternativa, del áloe, y de lo que sea, mucha fé y una vida sana y ordenada, deben ser parte de la gran receta !!


Aloe of Uruguay ® - Urumarket S.A.

Gil 991. 11700 Montevideo. Uruguay. Tel: (5982) 309 48 92. Fax: (5982) 309 33 70.
Farm: Cno. del Tropero 6000 (Punta Espinillo). 12600 Montevideo - Uruguay.

E-mail: aloe@aloeofuruguay.com

Website: http://www.aloeofuruguay.com